Un día como piloto Pirelli

Un día como piloto Pirelli

«Ser un piloto de pruebas no se trata de ser el más rápido. No se trata de ser el más capaz de superar todos los obstáculos. Ser piloto de pruebas es saber leer los datos captados en la pista con la mayor precisión posible y transmitir esta información crucial al desarrollador del producto.»

Gracias a la invitación de Pirelli Colombia, pudimos formar parte de ese selecto grupo de pilotos (periodistas) de Sur América, que participamos en el evento en el Circuito Panamericano, el complejo de pruebas de Pirelli, en Sao Paulo, Brasil, el pasado 11 de abril. La experiencia inició en la mañana al recibir la información sobre la metodología a seguir, 4 pistas de pruebas diferentes en las que podríamos probar llantas del portafolio de Pirelli y Metzeler para todos los usos y segmentos del mercado.

Sin duda, una experiencia exclusiva, no solo por el producto de la marca italiana sino también por las opciones de motos que estaban disponibles para prueba. Una de ellas era la nueva Kawasaki Ninja ZX4, la tetracilíndrica japonesa que ha roto los moldes en la cilindrada. Fue nuestra primera elección al paso por la pista Dry que era el circuito de carreras. Allí pudimos acelerar a fondo el pequeño propulsor de cuatro cilindros y ver cómo la aguja subía rápidamente para superar los 200 km/h en la recta principal. Una moto ligera, maniobrable y con una carácter deportivo muy evidente, no solo por su estética sino también por la posición de manejo, típica de una supersport. Esta Kawasaki monta de serie las llantas Pirelli Diablo Rosso III, una referencia muy conocida en el mundo de las deportivas gracias a sus capacidades y tecnología, que hacen que la moto literalmente se pegue al asfalto ofreciendo una elevada sensación de seguridad para ir al límite.

Un día como piloto Pirelli

La segunda elección fue la Ducati Panigale V4, sin duda un referente en la categoría superbike y no podíamos desaprovechar la oportunidad. Las dos Panigale disponibles calzaban llantas Pirelli Diablo Super Corsa SP, tal vez la referencia más deportiva para uso legal en calle, desarrollado con las motos del mundial de SuperBike, por lo que permite el uso al límite sin que se pierdan las prestaciones. La llanta trasera tiene doble compuesto combinando durabilidad y máximo agarre incluso en las inclinaciones más extremas, características requeridas por una moto como la Panigale V4, que con el bajo peso y las altas prestaciones del motor, exigen llantas que se adapten rápidamente al estilo de conducción deportivo. 

En la pista off road la seguridad estaba a cargo de Metzeler que calzaba a la Kawasaki Versys y a la Honda Sahara con las Karoo Street, que aunque están pensadas para asfalto, su dibujo doble propósito permite salirnos a carreteras destapadas con absoluta confianza, eso fue comprobado mientras acelerábamos para seguir el ritmo del líder de grupo, en un trazado divertido y emocionante. Aunque soy de los que prefieren la pista de velocidad, no puedo negar que la parte más divertida de la jornada se vivió en la zona off road.

Otra de las pistas dispuestas para el día fue la zona Wet, un trazado con muchas curvas y que simula las condiciones de lluvia. Uno de los escenarios que más evitan los moteros pues conducir en estas condiciones reduce el agarre y por ende la seguridad. No obstante, las Metzeler Tourance Next 2 que calzaban las motos que probamos (Triumph Tiger 900 GT Aragón y Ducati Multistrada V4, se encargan de cambiarnos el «chip» y hacernos ver la conducción el lluvia como algo seguro. Obviamente las velocidades que manejamos fueron muy inferiores a las de la pista Dry pero se exigió de manera segura el agarre de las llantas tanto en curva como en frenado, donde nos tuvimos queja alguna. El compuesto con sílice es uno de los responsables de esas sensaciones, pues las llantas demostraron un buen grip en el asfalto mojado permitiéndonos disfrutar cada paso por curva.

Un día como piloto Pirelli

Para finalizar estuvimos en la pista Confort, un trazado diseñado para probar motos urbanas, algunas scooter y motos de baja y media cilindrada. Esta pista simulaba las condiciones de manejo en ciudad, adoquines, zonas irregulare, baches, entre otros, que son el pan de cada día en las principales ciudades Latinoamericanas. Elegimos rodar en la Honda ADV 150, la scooter crossover de la firma nipona que sugiere la conducción fuera del asfalto. Las Metzeler Tourance que equipa la moto de serie se encarga de reducir el impacto de las irregularidades del asfalto para que la conducción sea placentera en cualquier escenario. 

Sin duda el trabajo de la Pirelli durante más de 150 años hace que sus productos sean elegidos por los pilotos más exigentes en todas las categoría o segmentos del mercado, pues aúnan seguridad, duración y confort. Gracias Pirelli Colombia por la experiencia.

«Además de ofrecer una experiencia única de conducción, la marca reafirma su compromiso constante de proporcionar productos de alta calidad, seguros y de alto rendimiento a los entusiastas de las motos de toda América Latina, celebrando la pasión regional por el motociclismo. Una oportunidad única para sumergirse en el mundo de la velocidad y la tecnología, y un recuerdo de los motivos por los que Pirelli sigue siendo la opción preferida de los pilotos de todo el mundo», comenta Rutembergue Fonseca, Director de Marketing de Productos Moto de Pirelli en América Latina.

Galería

Scroll al inicio