PURSANG Motorcycles, de vuelta al futuro

0

Una marca legendaria en las décadas de los años 70 y 80, con sus inicios en 1967, PURSANG (Pura Sangre) creada por el genio Don Paco Bultó como respuesta a la Métisse (Mestiza), una moto de motocross que apareció en 1964 en Inglaterra con motor Bultaco pero componentes de diversos orígenes. Así nació el mito.

PURSANG Motorcycles renace y se actualiza a las nuevas tecnologías de movilidad sostenible, un sueño de Jim Palau-Ribes hecho realidad. La firma española con sede en Barcelona, presenta la E-Track, el primer modelo de esta nueva generación de PURSANG, que hereda el legado y se viste de Flat Tracker.

Hace unos años la movilidad eléctrica era el futuro, ese futuro es ahora y las motos eléctricas están en plena eclosión y aunque las ventas aún son bajas, prácticamente todas las marcas ya tienen representantes para esta nueva era sostenible. Pero para PURSANG sostenible no significa «aburrido», la E-Track es el ejemplo, una moto divertida para los desplazamientos diarios ausente de ruido y de emisiones contaminantes.

La diferencia de la E-Track es su autonomía y velocidad máxima, pues dotada con un motor Bosch de 11 kW alimentado por tres baterías de 48 V que producen 7.2 kW ofrece una autonomía de 140 kilómetros y una velocidad máxima de 120 km/h, interesante verdad?, además ofrece tres modos de manejo que regulan la entrega de potencia para quienes buscan diversión, aunque esto es directamente proporcional con la autonomía, y se denominan así: Go, Cruise y Bosst con 140, 115 y 80 kilómetros de autonomía respectivamente. Para facilitar las maniobras en parado cuenta con el sistema Crawl y Crawl Reverse para avanzar lentamente hacia adelante o hacia atrás.

Inspirada en las motos de los óvalos de dirt track, las famosas carreras americanas, la E-Track lleva un manillar alto y ancho y una carrocería decorada en fribra de carbono con colín minimalista, que le dan un toque deportivo y elegante al mismo tiempo. Equipa una pantalla TFT a color llena de información útil como velocidad, autonomía, modo de manejo, regeneración momentánea del motor, intermitentes, luces, entre otras. Además dispone de conectividad a través de Bluetooth para enlazar con la app de Bosch con el dispositivo móvil y tener acceso a la información precisa y en tiempo real.

Siendo una moto europea de fabricación española, cuenta con componentes de primer nivel empezando por el motor Bosch, frenos firmados por JJuan, Llantas Pirelli Scorpion y suspensiones Ollé. Pensada para la diversión, la E-Track cuenta con una parte ciclo eficiente, un chasis tubular de cromo-molibdeno, carrocería en carbono laminado, frenos combinados con un disco delantero de 320 mm y uno atrás de 240 mm, horquilla delantera invertida con barras de 41 mm de diámetro y amortiguador trasero regulable, logrando un conjunto que pesa solo 147 kilogramos.

Para el desarrollo de la PURSANG E-Track el equipo de trabajo de Jim Palau-Ribes dedicó casi tres años a la investigación y desarrollo de cada componente para ajustarse a la legislación que cada vez es más restrictiva en cuanto a emisiones y ruido. Todos los componentes de la E-Track son fabricados en España excepto el motor.

PURSANG MOTORCYCLES

EL SUEÑO DE JIM PALAU-RIBES

El alma mater de PURSANG Motorcycles es Jim Palau-Ribes, el Elon Musk nacional de las motos. Ingeniero industrial empezó de bien joven su idilio con este emblemático modelo cuando empezó a colectar piezas de las PURSANG. Primero rehízo una de motocross y después otra de dirt track. No solo construía, también pilotaba y llegó a correr el Superpretigio Solo Moto.

Master en diseño de automoción y transporte en la Escuela Universitaria Elisava, dentro de su trayectoria profesional ha trabajado para Seat, Audi, Mazda, Lamborghini, Torrot y Gas Gas en diferentes países del mundo como Italia, Francia, Reino Unido, Alemania y España. Finalmente decidió revivir el mito de PURSANG pero con corazón eléctrico y ahora es el CEO de PURSANG Motorcycles.

GALERÍA

Compartir.

Los comentarios están cerrados.