Ducati Multistrada 1260

0

En la carrera por hacer la mejor maxitrail del mercado Ducati se la ha jugado con la Multistrada 1260, una moto que recoge lo mejor de la versión 1200 y la lleva a otro nivel en cuanto a precisión y finura de funcionamiento, prestaciones, tecnología y confort, logrando la que considero, la más deportiva de las trail de asfalto.

Desde su llegada en 2010 la Ducati Multistrada ha sabido hacerse un hueco en el mercado conquistando con su imponente y elegante estética, prestaciones derivadas del mundo de la competición y la polivalencia de un vehículo que es 4 a la vez. La nueva 1260 sigue esa línea pero ahora pone el listón más alto en la categoría, pues si la 1200 era increíble, ésta la supera en todos los apartados pero a la vez se hace más dócil y fácil de llevar gracias a la electrónica de última generación que la hace más amigable con usuarios de diferentes niveles.

ESTÉTICA

A primera vista es difícil encontrar las diferencias con la 1200, la gente de Ducati en Borgo Panigale no ha querido hacer una revolución con la 1260 sino afinarla en todos los aspectos para continuar con su reinado como la maxitrail más deportiva, con mejores capacidades ruteras y aspecto refinado, pero con una línea continuista frente a su predecesora.

Las principales diferencias en la carrocería las encontramos en los paneles laterales del carenado, menos musculosos aunque son más amplios y elegantes y el diseño de los rines, más ligeros y de mejor acabado. El nuevo parabrisas regulable en altura (en tres posiciones), sin herramienta también ha sido rediseñado para ofrecer mejor protección aerodinámica y hereda también algunos elementos de la Enduro, como las asas para el pasajero y las formas para recibir las maletas, que ahora puede llevar las plásticas de serie o las de aluminio.

Para hacerla más accesible a diferentes usuarios, también la altura del asiento ha sido ajustada, ahora cuenta con dos niveles regulables con herramienta, el más alto a 845 mm y el más bajo a 825 mm facilitando la maniobras en parado.

MOTOR

La Multistrada 1260 equipa el Bicilíndrico de 1262 cc con el sistema DVT de distribución variable que ahora alcanza 158 CV y con una mejora importante en la entrega del par motor, que es de 129 Nm pero mejor repartidos en el rango medio, entre 3.000 y 6.000 rpm que es el régimen en que más se usa la moto. El motor ha sido afinado para ser menos ruidoso que los anteriores Testatretta y a la vez cumplir con las exigencias Euro 4.

ELECTRÓNICA

La Multistrada 1200 se ofrece en dos versiones, la básica y la S, que se diferencian por algunos detalles. Mientras la de entrada equipa la pantalla multifunción LCD, la versión S lleva el cuadro multicolor, en ambos casos es más intuitivo e incorpora dos botones retroiluminados, protagonistas en el manillar izquierdo, el primero para accedero a los modos y suspensiones y el otro para la velocidad de crucero, además la versión S incluye la aplicación Ducati Link App que puedes descargar a tu dispositivo móvil y desde ahí acceder a las posibilidades de regulación de la moto que pueden ser más de 5.000 entre modos de manejo, entrega de potencia, intervención del ABS, control de tracción y anti wheelie. La S también equipa quickshifter up&down e iluminación en curva, además del cornering ABS. Todo ha sido revisados por completo para ofrecer la mejor experiencia a bordo.

EN MARCHA

La primera sensación frente a la Multistrada 1260 es que es más baja, la unidad de prueba, con el asiento a 825 mm del suelo nos facilita el acceso. Con la llave de proximidad en el bolsillo accionamos el interruptor y la moto cobra vida, ahora su sonido es menos ruidoso pero nos deja notar que hay muchos caballos listos para correr. Para encontrar el ajuste correcto en la electrónica necesitas conocer a fondo la moto, para el test drive iniciamos con el modo Urban y no nos complicamos haciendo intervenciones en las diferentes ayudas, la dejamos como viene por defecto. En este modo las suspensiones son más suaves, la precarga disminuye lo que hace que sea más confortable en el asfalto irregular de la ciudad. Iniciamos la marcha y nos enfrentamos a un monumental trancón por razones desconocidas, la Multistrada se mueve muy bien en medio del tráfico incluso ratoneando entre carriles, se siente ágil y gracias a su par motor responde mucho mejor a baja velocidad, y la respuesta del acelerador electrónico es muy precisa.

Pero con tanto poder en medio de las piernas decidimos buscar una carretera de curvas fuera de la ciudad para poder sentir ese potencial y apreciar las mejoras de la nueva Multistrada.  Ahora todo es más intuitivo, desde los botones del manillar izquierdo puedes elegir el modo de manejo incluso en marcha o fijar la velocidad de crucero, así que pasamos a modo Touring con entrega de potencia «Hight» y solo por probar, fijamos la velocidad de crucero, no pasó mucho tiempo antes de tener que desactivarla pues había poca autopista antes de la montaña pero se siente bien y asegura no ser multados por exceso de velocidad en los tramos controlados. La Multistrada siempre ha sido una moto ágil en medio de las curvas y la parte ciclo ofrece un altísimo nivel de seguridad, en este caso todo ha sido mejorado y se siente al dibujar la serpenteante carretera. Frena mejor, ahora los discos delanteros son de 320 mm con pinzas Brembo de anclaje radial de última generación y ahora incluye frenada combinada por lo que al accionar la leva derecha envía también una parte de la potencia de frenado a la rueda trasera para entrar en curvas con aplomo y seguridad, inclina sin problemas gracias también a las pegajosas llantas Pirelli Scorpion Trail II que monta de serie y acelera como un demonio, pareciera no tener límite y todo dentro de un marco de seguridad impuesto por la electrónica ya que el control de tracción y el antiwheelie reducen los riesgos cuando se te va la mano con el acelerador.

La cúpula es regulable en tres posiciones sin necesidad de herramienta, no es tan voluminosa como la de algunas rivales, para mí está bien así ya que luce más deportiva. En la posición alta protege el pecho del impacto del viento pero genera turbulencia a la altura de la cabeza, personalmente la prefiero en la posición inferior. Recorrimos una buena parte por carretera secundaria en muy buen estado y con cientos de curvas muy cerradas que obligan a tener reducciones apuradas donde se nota el buen tacto y excelente mordiente del equipo de frenos y la precisión de la caja de cambios, una de las mejoras más notables frente a la 1200 pues aunque la versión de entrada no lleva quickshifter, es muy suave y fácil de accionar, incluso sin embrague. La luz en la posición alta se queda algo corta en carretera de curvas, tiene buena proyección pero el haz de luz es reducido en los laterales, algo que seguramente está solucionado con el sistema de «Iluminación en curva» que monta de serie la versión S. El trayecto nos llevó a una zona sin asfalto, más de 25 km en regular estado. En 2010 la Multistrada se ofreció como 4 motos en una, y una de ellas era la Enduro y por eso uno de sus modos de manejo lleva esa denominación. La elegimos y entran en acción el control de tracción (desactivado) y el ABS (desconectado en la rueda trasera), así, aunque no lleva llantas para off road, la carretera no era exigente pero si llena de piedras sueltas y arena, con las ayudas activadas conduces tranquilo, no hace falta ser un experto y puedes mantener el control mientras no excedas tus límites.

De vuelta a la autopista cambiamos al modo Sport y desatamos al demonio. Ducati ha hecho una moto increíble, pues además del confort y seguridad en carretera, en este modo se convierte en una deportiva de verdad, capaz de plantarle cara a muchas Súperbike ya que con el enorme poder del bicilíndrico acelera con mayor contundencia para salir de curva en primer lugar, y si tienes experiencia, en una rueda. Es muy difícil encontrar el límite, puedes conducir en tercera marcha y olvidarte del resto, es suficiente para adelantamientos y salidas de curva y te puede llevar por arriba de los 160 km/h sin esfuerzo y superando todos los límites legales. Las suspensiones, gracias al Ducati Skyhook System de regulación electrónica y en tiempo real que lée el modo de manejo y el tipo de superficie, ofrecen la rigidez cuando es necesaria y la suavidad y refinamiento cuando lo necesitas. Otro gadget incorporado en las nuevas Multistrada 1260 es el apagado automático de las luces direccionales que ahora mediante el sistema de medición inercial IMU detecta los movimientos de la moto luego de accionarlas, y las apaga cuando detecta que la maniobra ha finalizado.

Compartir.

Los comentarios están cerrados.