Ducati Hypermotard 950

0

Hace algunas décadas las motos más vendidas eran las tipo enduro, motos doble propósito que poco a poco se volvieron de calle cuando los usuarios empezaron a cambiar las medidas de los rines y a calzar llantas para asfalo, así nació la moda supermotard. Ducati vio una gran oportunidad y decidió llevar a la máxima expresión el concepto de Supermoto creando la Hypermotard 1100 que fue presentada en el 2007.

La Hypermotard es una moto de altas prestaciones inspirada en las Supermotard, siendo el vehículo más divertido y radical del portafolio de la marca italiana y una de las pocas que mantiene esa herencia en el mercado actual. Es un vehículo pensado únicamente para la diversión, no es la más cómoda, práctica ni funcional, pero si, la que tal vez saque más sonrisas a sus pilotos. Es literalmente un juguete para adultos, de esos en los que Ducati es experto y por lo tanto equipa con lo mejor de la tecnología y diseño para satisfacer las ansias de adrenalina de los más atrevidos.

La primera Hypermotard surgió en el 2007 equipando el propulsor de 1100 cc que en ese entonces montaba la Multistrada. Su éxito fue rotundo y durante estos 12 años ha pasado por diferentes versiones, la más reciente, la 939, sobre la cual se desarrolla el modelo actual pero puesto a punto no solo en apariencia sino también en electrónica y ergonomía para lograr mejores resultados en todos los aspectos. 

ESTÉTICA

Simple, esbelta, minimalista, una moto deportiva de aspecto supermotard, un asiento alto y manillar ancho, esta 950 vuelve a los dos escapes debajo del colín como la primera versión. Adelante el pequeño y afilado pico que integra la farola principal con iluminación Led y luces diurnas DRL. El asiento mantiene la misma altura de la 939 pero es más estrecho adelante para facilitar el acceso, mientras el lugar del pasajero es más alto.

Las intermitentes delanteras están integradas en los hand savers y la luz trasera hace parte del spoiler. El nuevo chasis es más ligero que el anterior, es multitubular de acero y se destaca por su color bitono, rojo para chasis y gris para el subchasis que contrasta con el amarillo del mono amortiguador trasero.

NOVEDADES

La electrónica es una de las principales novedades de la Hypermotard 950, equipa pantalla TFT a color, nueva horquilla invertida Marzocchi, manillar de diámetro variable, freno y embrague hidráulico con bombas radiales y una plataforma inercial de seis ejes firmada por Bosh que se encarga de actuar en el ABS, Control de Tracción, Anti Wheelie y en los tres modos de manejo, es el cerebro de la moto. 

MOTOR

La nueva Hypermotard 950 monta el motor testatretta de 937 cc de segunda generación que declara 114 CV a 9000 rpm y un par motor de 96 Nm a 7250 rpm. La marca asegura que el 80% del par motor está disponible a partir de las 3000 rpm lo que la convierte en un verdadero misil, una moto muy divertida y potente que en el modo Sport entrega los 114 caballos de manera directa y con bajos niveles de intervención del control de tracción y ABS, en el modo Touring se dispone de la misma potencia pero con una respuesta más progresiva y mayor nivel de intervención de las ayudas electrónicas mientras el modo Urban se reduce la potencia a 75 CV y el máximo nivel de intervención del ABS y DTC.

EN MARCHA

Había probado todas las Ducati excepto la Hypermotard, de lo que me estaba perdiendo!. Ahora entiendo por qué es una de las referencias más vendidas, es la moto más entretenida de la marca, no está pensada para viajar ni para el uso urbano, y si le pones una maleta sería un sacrilegio. Ha sido diseñada para la diversión, para rodar en solitario por carreteras sinuosas y para llevar a la pista, perfecta para el «candeleo», ágil, rápida y muy potente, capaz de plantarle cara a las superbike y no es para menos, pues su parte ciclo es de última generación y de características deportivas, por ejemplo, adelante monta horquilla invertida Marzocchi con barras de 45 mm de diámetro y dos discos de 320 mm con pinzas radiales dobles monobloque de 4 pistones firmadas por Brembo. Atrás equipa un monoamortiguador Sachs ajustable en extensión y precarga y un disco de freno de 245 mm con pinza de doble pistón con basculante monobrazo de aluminio, muy llamativo. Los rines son de 10 radios también en aluminio y calzan llantas Pirelli Diablo Rosso III en medidas 120/70 ZR17 para el delantero y 180/55 ZR17 para el trasero, una auténtica deportiva.

Accedes a la moto sobre un asiento ubicado a 870 mm, un poco alto pero estrecho en la parte delantera, la pantalla TFT te da la bienvenida presentándote toda la información de la moto, modos de manejo, niveles de intervención de las ayudas electrónicas entre muchas cosas más. Desde el interruptor en el manillar izquierdo elijes la opción que mejor se ajuste a tu estilo de manejo, necesidades y carretera. Iniciamos en ciudad en el modo Urban, una potencia limitada pero más que suficiente para que la diversión no se haga esperar. Este modo de manejo reduce también el consumo de combustible al hacerla más dócil y fácil de llevar, pero los 75 CV te ponen en primer lugar al salir del semáforo sin esfuerzo, ya nos imaginábamos cómo sería si soltáramos toda la caballería.

Así que sin excusas, salimos a carretera, por la zona que nos gusta gracias a su serpenteante carretera de montaña en excelente estado que nos permite divertirnos a nuestro antojo. Los diferentes mapas de potencia pueden elegirse incluso en marcha, modo Sport y a jugar!. Es inevitable sonreír bajo el casco, las emociones aumentan y el corazón palpita con fuerza, qué juguetazo, es impresionante la manera de acelerar de esta Ducati pero a la vez es supremamente ágil y rápida en los cambios de dirección lo que hace que la carretera se dibuje con precisión. Las pegajosas Diablo Rosso III te dan la confianza para tumbar en las curvas al límite sin esfuerzo, no tienes que sacar rodilla ni usar contramanillar, las curvas son el hábitat natural de la #Hypermotard, donde se mueve como pez en el agua.

La Hypermotard 950 es una moto en la que prima la diversión sobre la funcionalidad, una pura sangre que mantiene intacto el espíritu heredado de las supermotard, pensada para la emoción y brindar altas dosis de adrenalina.

GALERIÁ

Compartir.

Los comentarios están cerrados.