Benelli TRK 502

0

Recorrer el mundo y conocer nuevos destinos a bajo precio se ha convertido en una de las actividades más frecuentes en la era moderna. La motocicleta es uno de los vehículos más utilizados para este fin, y cuando de largos recorridos y vías de todo tipo se trata, las trail llevan la delantera. La firma italiana Benelli hace su apuesta en la cilindrada intermedia con la TRK 502 dejando ver sus intenciones en busca de dominar un segmento en constante crecimiento.

La TRK 502 es una de las motos de nueva generación de la firma italiana, una moto desarrollada por el equipo de ingenieros en asocio con su partner en Asia, lo que le imprime lo mejor de los dos mundos, por una parte el diseño y buen gusto italiano y por otra los bajos costos de producción que combinados permiten ofrecer una moto «aparentosa», de generosas dimensiones, buen comportamiento y a un precio accesible.

Gracias a la invitación de los directivos de la marca en Colombia, pudimos divertirnos durante varios días a bordo de la nueva TRK 502, disfrutando y comprobando su virtudes en todos los escenarios: ciudad, autopista, carreteras de montaña y vías off road.

ESTÉTICA

Los italianos se destacan por el diseño, una moto no es simplemente un vehículo que te presta un servicio, una moto es una obra de arte y en la TRK 502 lo demuestran. Está ubicada por cilindrada en la categoría intermedia pero por apariencia es una de las grandes y no le falta nada ni se acompleja ante las más tradicionales referentes del segmento trail. Se destacan las generosas formas del frontal con pico de pato y una clara semejanza con otra italiana muy reconocida. Los plásticos son de buena manufactura y correcto ensamble, no hay ruidos ni piezas mal ajustadas y además de aportar a su estética, ofrecen una buena protección aerodinámica y contra las condiciones del clima. Monta un parabrisas de buena altura pero es fijo, sin posibilidades de regulación. A primera vista sugiere una buena posición de manejo y suficiente espacio para rodar a dúo, gracias a un amplio asiento biplaza de buen mullido y a una altura al suelo que permite acceder con facilidad. El depósito de combustible está pensado para hacer pocas paradas en la estación de servicio, tiene una capacidad de 20 litros lo que significa una autonomía que en buenas manos puede superar los 400 kilómetros.

La TRK 502 equipa llantas de 17 pulgadas en ambos ejes, esto denota claramente sus intenciones asfálticas aunque el buen recorrido de las suspensiones se come las irregularidades de algunas carreteras off y rurales sin problema. De serie viene equipada con barras protectoras para el motor y anclaje posterior para montar un top case. La información está presentada en un cuadro de instrumentos análogo para el cuenta vueltas y digital para los demás datos necesarios para el viaje, como indicador de marcha engranada, nivel de combustible, temperatura, cuentakilómetros parciales, velocidad, hora, entre otros. La disposición permite una clara lectura con solo echar un vistazo.

MOTOR

Benelli ha equipado a la nueva TRK 502 con el nuevo motor bicilíndrico en paralelo que simula correctamente el sonido de los tricilíndricos italianos. Es alimentado por inyección electrónica, refrigerado por líquido y monta doble árbol de levas en culata. Produce una potencia de 48 caballos a 8500 rpm, una cifra limitada para los usuarios del carnet A2 en Europa y que para Colombia llega sin modificaciones. La única rival es la Honda CB 500 X de prestaciones similares pero una estética más conservadora. La caja de cambios es de 6 marchas que están correctamente escalonadas para ofrecer una aceleración lineal y que se accionan fácilmente y con precisión. En cuanto a seguridad, la TRK 502 equipa de serie frenos con sistema ABS desconectable en la rueda trasera y discos en las dos ruedas.

EN MARCHA

Ansiosos por probar una de las motos que mejores comentarios ha generado alrededor del mundo, recogimos la moto, una breve revisión y nos ponemos en marcha. El motor cobra vida fácilmente y produce un agradable sonido al ralenti, se acentúa a medida que sube de vueltas hasta el régimen óptimo de entrega de par, las 5000 rpm, donde la marcha es suave y la respuesta oportuna. En la ciudad sus dimensiones dificultan la movilidad en el tráfico denso pero en condiciones normales va muy bien, la caja de cambios es muy suave y fácil de accionar y cada cambio puede estirarse hasta superar las 9000 revoluciones por minuto si lo que quieres es buscar el límite. No obstante, la TRK 502 ha sido diseñana para la carretera, para recorrer largas distancias en autopista y vías de montaña, donde se requiere un ritmo constante y decisivo para hacer adelantamientos y salir de una curva.

Decidimos llevarla a su ambiente natural, equipados con maletas Trekker de Givi, había espacio de sobra para llevar todo lo necesario, un buen traje y buscamos una carretera montañosa y de poco tráfico que nos alejara rápidamente de la ciudad. La TRK 502 responde con firmeza, no lo duda cuando abrimos el acelerador y nos empuja a velocidades por arriba de las legales rápidamente, acompañándonos con ese agradable ronroneo del motor que con el escape bajo en la zona central transmite buenas sensaciones además de aportar al reparto de pesos para una mejor maniobrabilidad. El puesto de mando es confortable para los dos ocupantes, el manillar ancho y a buena altura nos ofrece total control y gracias a la parte ciclo bien equilibrada, nos olvidamos de que es una trail de dimensiones mastodónicas y la tratamos como deportiva. De serie equipa llantas Pirelli Angel GT que se agarran bien al asfalto y transmiten seguridad en la zona de curvas o de frenadas apuradas. El equipo de frenos, aunque no nos puso en problemas, se queda algo corto, monta dos discos de 320 mm con pinzas de 4 pistones y atrás un disco de 260 mm con pinza flotante de un solo pistón, en teoría va de sobra pero en la realidad el delantero tiene un tacto algo esponjoso y le falta mordiente mientras el trasero prácticamente es de lujo.

El nivel de vibraciones es mínimo, la gente de Benelli ha hecho una buena labor aislando esos movimientos del cigüeñal para que el conductor y acompañante solo disfruten en marcha, solo cuando te acercas a la zona roja se siente ese leve hormigueo que se transmite en los posapies y manillar pero nada de qué preocuparse. La Benelli se mueve con agilidad a pesar de su peso en marcha que supera los 210 kilogramos, no se notan, y aunque ruedes con acompañante y equipaje, responde bien desde bajas revoluciones transmitiendo seguridad en cualquier tipo de vías y llegando a rozar los 160 km/h en autopista.

En la zona más alta de nuestra ruta, encontramos un hermoso paraje, una reserva natural a la cual pudimos acceder gracias a la gentileza de sus dueños. La vegetación escasa por estar cerca del paramo contrastaba con las zonas áridas y de color amarillento que cambiaban de color al paso de las nuves y apariciones del sol. Esa libertad es una de las sensaciones más agradables que existen y que a bordo de una trail puedes encontrarla a pocas horas de la ciudad. Tuvimos que recorrer algunos tramos fuera del asfalto y contrario a lo que sugiere la moto, se toman con seguridad gracias al triángulo ergonómico que permite conducir de pie y mantener el control mientras las suspensiones y llantas se encargan de mantener la trazada y transmitirnos seguridad. Benelli cuenta con una versión que monta llanta de 19″ adelante y labrado mixto con mejores argumentos para la aventura.

Como nada es para siempre, llegó el momento de devolver la TRK 502 al concesionario, quedamos gratamente satisfechos con el comportamiento general de la moto que con una buena representación en Colombia puede llegar a ser una de las favoritas para la aventura pues combina la apariencia de una moto grande con la economía de una intermedia, con un buen nivel de equipamiento y seguridad para la categoría y rango de precios en que se ofrece.

La Benelli TRK 502 no deja nada al azar, todo ha sido pensado para brindar buenos momentos, confort y seguridad a sus ocupantes, y el legado de una marca aspiracional que ahora está al alcance de muchos.

GALERÍA

Compartir.

Los comentarios están cerrados.